Adultos

 

adu1

 

La terapia para adultos se organiza en sesiones periódicas que toman la forma de un espacio de libertad y encuentro. Se respetará tanto el ritmo como el estilo y situación de cada persona.

Como psicóloga y psicoterapeuta me posicionaré al servicio de la persona para generar un clima de crecimiento y aceptación incondicional.

Mi forma de trabajar es de estilo creativo, incidiendo en la esfera emocional y considerando a la persona  un ser holístico: corporal, mental, emocional y espiritual.

Ofrezco, de este modo, una terapia integral de autodescubrimiento y crecimiento personal.

Si necesita tener un espacio para desahogarse y poder hablar de sí mismo, de aquello que le angustia y de sus deseos.

Si se siente desgastado por la rutina, la sobreexigencia del día a día, necesita reflexionar y dedicar un espacio para sí mismo.

Si se siente perdido, no sabe qué hacer con su vida en general y con su día a día en particular, quiere encontrar su rumbo o un rumbo nuevo.

En líneas generales y de forma orientativa, esta forma de terapia puede encajar con usted si se encuentra en alguna de las siguientes situaciones (aunque cada caso es único):

  • Depresión.
  • Estrés / Ansiedad continuado.
  • Presencia de dudas identidad, sentido de la vida, elecciones vitales (trabajo, pareja, estilo de vida).
  • Sensación de soledad profunda.
  • Miedo/dificultad a conocerse a sí mismo.
  • Búsqueda Crecimiento personal.
  • Duelos no resueltos.
  • Problemas o relaciones conflictivas en la familia (padres, hijos, pareja).
  • Conflicto de pareja no resuelto.
  • Vivencias traumáticas dolorosas que le gustaría sanar.
  • Adicciones emocionales: sustancias, compras, personas.. (en casos en los que no esté en riesgo la salud física, ya que se necesitaría colaboración médica).

 

Principales preguntas:

¿Cómo son las sesiones?

Las sesiones son de sesenta minutos de duración aproximada, suele acordarse con tiempo la cita y se avisa con anterioridad también en el caso de no poder asistir. Son en una sala tranquila y bien iluminada, en una silla cómoda.

¿De qué se suele hablar?

No se suele hablar sobre algo digamos impuesto o rutinario, es más bien la propia persona la que va hilando y profundizando con el acompañamiento del psicólogo en el material relevante que vaya apareciendo. Por lo tanto, el protagonista de la sesión será la persona y no el psicólogo. Se hablará y se trabajará por tanto con lo que la persona vaya demandando.

¿De qué me puede servir?

El espacio psicoterapéutico por sus características concretas: de no juicio, aceptación incondicional, escucha atenta y activa por parte del terapeuta…. Se convertirá en tu propio espacio, en el que podrás ir conectando, indagando e integrando, tus vivencias y activando tus potencialidades. Por lo tanto, puede servirte para el crecimiento personal, integración de vivencias pasadas, desarrollo de tu autonomía y gestión emocional.

¿Puedo tratar mi relación con otras personas aunque no vengan?

Por supuesto, la relación existe sin la persona físicamente presente, entendiendo la relación como un vínculo afectivo. Por lo que sí podremos hablar y trabajar sobre tu relación con otras personas.

¿Voy a poder dejar de tomar medicación si voy al psicólogo?

En el caso de que hayas acudido a un psiquiatra previamente el cuál te haya recetado algún tipo de medicación, dependerá de por qué se considere que lo necesitas, pero en cualquier caso será algo que haya que comentar con el psiquiatra y en el caso de por ejemplo ansiolíticos y antidepresivos -si se decide reducir gradualmente su consumo- deberá hacerlo siempre con las indicaciones oportunas del psiquiatra experto en estas cuestiones.