Cómo manejar un ataque de ansiedad

superar ansiedad

Qué es la ansiedad y estrés:

 La ansiedad y el

estrés, parece haberse convertido en un complemento de nuestro estilo de vida.

Ya que todo resulta ir
a un ritmo cada vez más hacia el futuro por llegar, el cual trae siempre nuevos
cambios a los que tenemos que estar preparados.

Unido este hecho al factor de la competitividad, propia del sistema económico; en el que hay que estar adaptados y convertirnos a nosotros mismos en algo así como ¨un buen producto¨. Adaptado a la demanda y teniendo en cuenta las otras ofertas.

Esto mucha veces, nos conduce a la deshumanización y a comenzar a tratarnos a nosotros mismos como máquinas o robots.

Exigiéndonos ritmos anti-naturales y no respetando nuestras necesidades más básicas; tanto fisiológicas como psicológicas.

Causas de problemas de ansiedad y estrés:

Por otro lado, hay que decir que el estrés en sí mismo no es negativo. Ya que sirve a nuestro organismo para activar la adrenalina, la cual es necesaria para impulsarnos a la acción. Permitiéndonos tomar energía y obtener más capacidad de afrontar/superar nuestros obstáculos u objetivos de ese momento concreto.

El problema deriva de su cronificación.

Afectando si es así, a nuestra salud y conduciéndonos al agotamiento… e incluso a la depresión. Es la cronificación y el perpetuo estado de alarma, lo que se convierte en el problema.

Si exponemos a
nuestro cuerpo, mente y emociones, a un estado continuo de estrés y alarma
llega un momento que se agota. Cayendo en formas de agotamiento, irritabilidad,
trastornos del estado de ánimo e incluso enfermedades físicas… relacionadas con
el corazón sobre todo, la circulación y todas las formas de somatizaciones
posibles: problemas de cólon, estómago, piel, bruxismo, insomnio, depresión, caída
del pelo, falta de apetito o exceso y formas de comer compulsivas, exceso de
deporte…

Directa e indirectamente, puede conducirnos a conductas para equilibrar ese estado, que suelen resultar desadaptativas. Entrando en bucles de alguna forma adictivos y destructivos para nosotros mismos.

Favoreciendo, a su vez con nuestro ejemplo un estilo de vida desarmónico en nuestros entornos.

Cómo superar un problema de ansiedad y estrés:

El camino siempre es
el equilibrio entre la importancia de nuestra vida personal y laboral,
en lo que se entiende como mejorar nuestra calidad de vida.

No se trata de trabajar menos o vaguear.

Se trata de cuidarte a ti mismo, para así poder estar mejor en tu día a día… no quemarte e incluso resultar estar más motivado en líneas generales. Lo que sin duda aumenta tu rendimiento y satisfacción vital.

Organizar tus necesidades, mejorar la alimentación, tener momentos para disfrutar y parar… incide en este cuidado.

También, tener huecos en blanco en las agendas para simplemente descubrir cosas nuevas y fluir con la vida. Desconectando del hiper-control, abriéndonos a la creatividad y sorpresa.

Con respecto al trabajo, es importante saber delegar, trabajar en equipo: centrándote en las tareas en las que resultas más óptimo. Estableciendo un criterio, que te permita diferenciar lo importante de lo urgente. Aprendiendo a decir que no y pudiendo tener una lista de tareas/objetivos ordenadas por urgencia: lo que puede hacerse a lo largo del mes, lo que es para esta semana y lo que es para cada día, o surge en el momento como urgente.

El tratamiento de la ansiedad y los ataques de pánico:

La forma de trabajar
los problemas de ansiedad y estrés en sesiones de desarrollo personal, suele
hacerse a través del trabajo con la meditación adaptada a la persona y la
hipnosis
.

Con respecto a los ataques de ansiedad se suele trabajar el ver e identificar las señales de comienzo. De esa forma podremos identificar y comenzar a relajarnos: parar desde las primeras señales de comienzo.

También, aunque resulte paradójico, la forma de superarlo se trata de afrontarlo gradualmente con recursos, para dejar de temerlo gradualmente.

Pudiendo poco a poco ir sintiéndonos seguros en el entrenamiento con la ansiedad y el estrés en sí mismo, permitiéndonos generarlo y mirarlo de frente. Para con las herramientas que vamos integrando, poder sentirnos con recursos para no temerlo.

También con la hipnosis se puede trabajar la escena origen, anclajes… identificando las señales de comienzo e integrándolo con la construcción de un lugar seguro mental.

Se trata de establecer pautas que nos permitan: parar, centrarnos y calmarnos… integrando una imagen y estado adaptativo, que trabajamos previamente en sesión.

Meditación guiada de bienvenida

Reciba mi contenido sobre desarrollo personal creado cada mes