Carta a una madre

A través de tu cuerpo entré en este mundo. Tus contracciones y empujes me trajeron.

Dependiendo de tu historia de amor, desde ahí pudiste cuidarme, dándome a veces lo que tú habías necesitado o sintiéndote limitada a dar por el miedo a amar.

Meditación guiada de regalo!

Recibe mi contenido sobre Desarrollo Personal creado para ti.

Sé que la maternidad te lleva más allá de ti mismo, y te transforma.

Porque es a través y para nuestros hijos, que miramos más allá y podemos cuestionarnos.

Desde mi visión puedo también darte y acogerte ahora a ti madre, escuchando a tu ser vulnerable.

Abriéndome a tu fuerza que me transmitiste a través de tu leche, a través de tus brazos.

Abriéndome al camino de vida que creaste, para ir más allá de tus pies…como una invitación a -por amor al clan y a la familia- transitar un camino creativo, trayendo nuevas formas y matices, siempre más allá de lo conocido.

Ana M.E.

Madre, mis pasos y avances en la vida, son para ti.

Juntos podemos llegar más lejos.

Cogiendo fuerza de los ancestros, para ir hacia la vida soñada y anhelada.

Compartiendo sangre o experiencias, compartiendo latir…en un enredo de amor que vamos tejiendo, para mi propia expresión y de los que estén por llegar.

Sólo reconociéndote en tu imperfección como un pilar, dadora de vida, es como puedo encontrar dicha y seguridad en la vida presente y futura. Gracias

Ana M.E.