▷Inteligencias múltiples: ámate con libertad

Tradicionalmente se creía y se hacía creer que la inteligencia era algo estático y único. Blanco/negro, o eras inteligente o eras tonto. Esta idea generaba en muchas personas, miedo, inseguridad… y les llevaba a sentirse paralizados, por lo que terminaban creyendo que eran tontos y comportándose como tal.

Encima en la educación más tradicional se hacía uso del castigo directo, lo que generaba aún más indefensión y declive en la autoestima.

La inteligencia creativa:

Para aprender y para poder desarrollarnos necesitamos de un entorno favorecedor, y de personas que crean en nuestras posibilidades.

Realmente el ser juzgados, evaluados y comparados; no favorece ese clima de interés real por el aprendizaje y el desarrollo de nuestras potencialidades. Más allá de eso, nos lleva a rendir el mínimo para adaptarnos a un temario determinado… sin cuestionar, sin aportar nada y limitándonos a repetir y memorizar robóticamente.

Hasta realmente poco es cuando se comienza a cuestionar seriamente los modelos educativos, y se comienza a apostar por el aprendizaje más interactivo.

Siendo todo este proceso facilitado por internet y la apertura del conocimiento, ya que los niños y cualquier persona puede acceder por sí misma a mucha información y puede aprender por sí misma.

Es imparable la revolución en la educación, pudiendo tener la población a la larga mayor libertad y autodominio.

La inteligencia necesita libertad:

La inteligencia necesita expresarse y nutrirse de todas sus dimensiones: musical, artística, lógico-matemática, deductiva, intuitiva, emocional, kinestésica… en definitiva, existen muchas formas y matices en los que las personas nos relacionamos y entendemos nuestro medio. Tenemos diferentes vías y lenguajes, puertas de entrada. Cada persona es única.

Aunque existen modelos que expliquen y creen un mapa sobre los tipos de inteligencia, en cada persona se desarrollará y se expresará de una forma diferente.

Todos tenemos unas tendencias y facilidades naturales con respecto a algún área. Es importante que valoremos, entendamos y disfrutemos de nuestra tendencia. Sólo desde ahí podemos ser felices, crear proyectos nuevos innovadores y aportar más a los demás.

La inteligencia en red:

Todo esto está llevando a una revolución en la formación, en las profesiones, estilos de vida y formas en las que ganar dinero.

Las personas comenzamos a salir de la rueda del camino impuesto y establecido, y por fin comenzamos a consumir lo que nos interesa y a invertir nuestro tiempo en lo que nos enriquece y nos hace felices.

Pudiendo gradualmente ir decidiendo cómo trabajar, gracias a las nuevas herramientas y la red que nos permite estar a todos interconectados.

Pudiendo generar mayor impacto entre nosotros, e ir de forma natural creando un nuevo mundo: más creativo, centrado en nuestros intereses y apostando por nuestra libertad y capacidad de innovación como motor.

Bienvenido internet, bienvenido la información abierta y bienvenida la autogestión comunitaria inicialmente vía internet… y poco a poco decidiendo qué consumir, cómo intercambiar servicios entre nosotros… y seguidamente creando un mundo y una realidad externa más dirigida y gestionada desde nuestra libertad.

Inteligencia y responsabilidad personal:

Sí que se está creando un mundo en el que existimos como seres únicos y en el que podemos desarrollarnos desde nuestra libertad.

¿Qué inteligencias y tendencias no te permites explorar? ¿Cuáles reniegas? ¿Te sentiste tonto alguna vez porque no te gustaba o te aburría alguna asignatura o profesor? ¿Qué habilidades tienes que quizá no te permites explorar?

Meditación guiada de regalo!

Recibe mi contenido sobre Desarrollo Personal creado para ti.