Cómo mejorar mi vida sexual?

La importancia de la sexualidad:

Siguiendo con el hilo del post anterior, en este caso vamos a hablar sobre algunas ideas para mejorar nuestra vida sexual. Este tema parece muchas veces oculto, tabú o difícil de integrar con otros aspectos valiosos de la vida.

Quiero apostar por verlo con naturalidad, sencillez y creatividad, ya que depende de nuestra mirada el efecto que pueda tener en nosotros.

Tiene tanta importancia que suele aparecer de una forma u otra en las sesiones personales, ya que en él se vuelcan aspectos relacionados con: la autoestima, el poder, el afecto, el apego, la vinculación con las personas significativas y la trascendencia, a través del amor y muchas veces a través del orgasmo en una relación de unión sagrada.

Todos nosotros estamos aquí a través de la sexualidad, así que es un tema de profunda significancia, ya que posibilita la unión, la creación y una vía de éxtasis en el día a día.

Contextualización social de la idea de sexualidad:

La sociedad posmoderna ha caído en muchos aspectos en el capitalismo extremo y la mercantilización de los afectos, también tendiendo a entender la sexualidad muchas veces como un mero intercambio utilitarista para fines egoístas y de mera satisfacción temporal.

Este hecho no quitaría que nuestra naturaleza e inconsciente encuentre en este medio una fuente de unión energética y espiritual entre las personas. Siendo muchas veces sin saberlo, un medio de transformación, intercambio profundo y crecimiento personal.

Habría diferentes niveles de profundización, pero incluso intentando pasar por un nivel más aparente, y pretendiendo anestesiarnos con alcohol y drogas… la unión sexual, siempre tendrá componentes de: apego, reconocimiento y fusión con la vida. Encuentro del otro y experiencia de totalidad.

Realmente cada persona según su momento e historia, se relacionará con más reparo o miedos en estas cuestiones, siendo lo bonito que el camino de llegada es el mismo que el de partida: el encuentro del otro desde la profundidad, para experimentar la unión con la totalidad y el amor.

Auto-indagación reflexiva:

Para tomar más responsabilidad y abrirnos al crecimiento continuo, es interesante cuestionarnos hacia dónde vamos y dónde estamos. Es por ello, que el cuestionarnos a nosotros mismos nos ayuda a darnos cuenta de qué queremos, qué necesitamos y compararlo con lo que estamos haciendo.

Puede ayudarnos el cuestionarnos: ¿qué entiendo por sexualidad?, ¿qué valoro en una persona?, ¿qué me exijo a mí mismo?, ¿cómo puedo valorarme más a mí mismo y al otro? En muchos cursillos de esta área, se limitan a hablar sobre aspectos puramente biológicos. Y sin duda que para que podamos estar relajados y fluir, es muy importante indagar en aquellos aspectos emocionales y cognitivos al respecto.

Ningún cuerpo 10, juguete, ni hotel cinco estrellas, va a poder equilibrar aquellas inseguridades o incomodidades que ni tú mismo te permites reconocer o experimentar. Sin duda la confianza y bienestar con tu pareja es de mucha importancia, pero también tu trabajo interior.

Ideas para cuidar nuestro bienestar y amor:

La pareja avanza en función del trabajo por separado y el crecimiento conjunto resulta de forma natural. Todo aquello en lo que tú mejores en ti mismo, lo notará tu pareja. Y si tú estás en mayor paz y armonía contigo mismo, esto se reflejará en más tranquilidad y buena comunicación con la misma.

Aquí la inspiración es fundamental, tendemos a enamorarnos de las personas que podemos admirar, y para ello la indagación continua y el crecimiento es fundamental.

El mayor crecimiento se trata de la relación y diálogo que mantengas contigo mismo, si realmente te acoges, te escuchas, te tienes en cuenta… en tu día a día en general. Si esto no es así, será imposible que te comuniques luego con tu pareja, y que puedas dar aquello que no te das a ti mismo (en el plano emocional y afectivo en general).

Algunas preguntas para hacerte, sobre ti mismo en general en tu vida, a grandes rasgos: ¿Cómo te sientes? ¿Qué necesitas? ¿Qué cosas te aportan, cuáles no te gustan? ¿Qué te estás exigiendo para tapar algunas inseguridades y heridas… y como puedes crecer y cuidarte más al conectar cada día con ello? ¿Qué actividades o rituales te ayudan a estar mejor contigo mismo, recargado y tranquilo? ¿Qué espacio te dedicas a ti mismo? ¿Cómo te hablas interiormente? ¿Cómo te comunicas con tu pareja? ¿Qué pretendes que te den que tú no te das? ¿Qué ofreces y desde qué lugar, desde la carencia o desde el agradecimiento y el compartir, para crecer juntos?