Sentimientos y emociones

En este texto reflexionaremos sobre las emociones y los sentimientos, entendiendo que -en su conjunto, más que distinciones y teorías- lo importante es ver cómo se trata de información útil para nuestro crecimiento y manejo de nuestra vida.

Se trataría de un lenguaje de nuestro cuerpo y nuestro Ser a nuestro servicio; para informarnos sobre algo externo que sucede o de nuestras propias necesidades y formas de interacción/reacción.

Meditación guiada de regalo!

Recibe mi contenido sobre Desarrollo Personal creado para ti.

Lo interesante es descubrir nuestras tendencias acordes a nuestro Ser profundo y a nuestros valores, para poder orientarnos en cada etapa de nuestra vida.

Información emocional

No es lo mismo estar en etapa infantil (de exploración, juego y descubrimiento del entorno así como de nuestros límites y tendencias), a la adolescencia donde tenemos una búsqueda de identidad y jugamos a probar, descubrir e ir explorando experiencias para poder sacar nuestras propias conclusiones y gustos/actitudes sobre la forma de vida; que la etapa de adulto -en la que todas estas tendencias ya tienen un filtro que otorga libertad y seguridad, quedándose y fijándose en diferentes aspectos de las experiencias. Claro que, un filtro siempre abierto a aprender y poner a prueba, a la vez con una estructura que da cierta solidez y capacidad de manejo y fluidez.

Podríamos asemejarlo a la membrana de la célula semi-permeable, nuestro mundo emocional-afectivo nos permite interaccionar con nosotros y el exterior. Dando-tomando y siendo, dando sentido y significado a lo que vamos viviendo; para seguir adaptados al entorno desde nuestra propia armonía como ser-siendo conectado al mundo cambiante y a mi yo cambiante creciendo y en evolución -con un testigo y consciencia presente que nos permite trascender y palmar la eternidad en el aparente caos.

El ritmo de cada alma en esta sinfonía que todos creamos, las olas del mar siguen un ritmo propio, el vuelo del pájaro, el salto del gato, nuestro paso y respirar…así también nosotros tenemos una vibración y capacidad de expandirnos y dar desde nuestro centro de armonía interior: para ello es imprescindible el reconocimiento, cuidado y elaboración de nuestras emociones y sentimientos.

Trabajo emociones y sentimientos

En las sesiones suelo proponer un trabajo con focusing (la escucha del cuerpo), meditación (para desarrollar la consciencia testigo, abrirse a la escucha de tu voz y guía interno, maestro interior), arteterapia (para sacar, darnos cuenta, dar forma y significado a nuestro mundo interno), y la expresión en el propio discurso aparentemente mental en el que siempre se van elaborando contenidos inconscientes que van pariéndose cuando se sienten sostenidos y es su momento de tomar consciencia: permitir sacar, permitir liberar, permitir sanar, permitir ser.


Las emociones y sentimientos tienen que ver con el hemisferio cerebral derecho, para nuestra armonía y bienestar psicofísico es importante integrar nuestra parte más lógica-racional (hemisferio izquierdo) junto con el derecho. Para así poder tener vidas más armónicas y significativas, para nosotros y los seres que nos rodean -con los que convivimos.

Es una tarea o asignatura tristemente pendiente el dignificar el lugar del arte, la literatura y nuestra capacidad expresiva, emocional y sentimental; como vía de apaciguamiento, de encuentro…De pacificación desde un entendimiento de que más que reprimir y esconder; las emociones y sentimientos nos informan de qué necesitamos y cómo orientarnos según esta información sutil que se puede transformar en timón con un trabajo de consciencia y limpieza interior. Para identificar los nudos pendientes por soltar, liberar e integrar, algunos incluso transgeneracionales y culturales del inconsciente colectivo, de nuestra familia e historia como especie y seres vivos.

Ana M.E.

Honrar sentimientos y emociones

Más que controlar las emociones/sentimientos, es importante honrarlas, tenerlas en cuenta y verlas como aliadas de tu encuentro contigo mismo y tu relación con el mundo y los demás.

Gracias a tu mundo emotivo y tus sentimientos puedes establecer lazos con tu entorno y la vida en la tierra, para así poder enriquecerte y estar integrado en este sistema interconectado por el amor y la interdependencia.

Colaboremos en la conexión con nuestro dolor, nuestro placer y nuestra capacidad de dar y recibir, desde lo más profundo en nosotros, ese espacio de consciencia y de simplemente ser.

Ana M.E.