Cómo superar la depresión:

Salir depresión

Para superar la depresión, es importante abrirnos a indagar en nosotros mismos, a las raíces de ese dolor y qué nos conduce a manifestar esa alarma de nuestro organismo.

La depresión se manifiesta cuando estamos agotados y necesitamos urgentemente escucharnos, cuidarnos y normalmente hacer un cambio estructural en nuestras vidas.

Por lo tanto, es una manifestación de que hay una parte de nosotros que necesita ser rescatada y tenida en cuenta.

La depresión, nos invita a parar, indagar y rescatarnos a nosotros mismos.

Es importante. en muchos casos, contar con los medios que nos impulsen a hacer ese trabajo y las sesiones de psicoterapia/coaching son una opción dentro de un plan integral, sabiendo que siempre los protagonistas de nuestra mejora y trabajo somos nosotros mismos.

Entendiendo la depresión:

Cuando nos empeñamos, durante un largo periodo de tiempo, en poner en nuestra vida como prioridad aspectos que no la tienen… suele surgir la depresión, como para que todo se pueda caer y podamos ver lo que realmente importa.

También suele activarse cuando conectamos con un vacío o pérdida, por cambios bruscos de vida o duelos que traspasamos… Para poder recapitular, filtrar y quedarnos con el amor que ha habido, las experiencias y crecimiento compartido… que siempre podemos integrarlo en nuestro corazón, pasando todas las experiencias que vivimos a formar parte de nosotros.

La depresión, habla entonces de una apertura al cambio de nuestro corazón, suele acontecer cuando estamos en arreglo, en mudanza o necesitamos cambios… haciendo una metáfora con la casa interior.

Cuando todo se viene abajo, es una oportunidad de ordenar, ver con qué nos quedamos y cómo reorganizarnos de nuevo… abriéndonos a lo nuevo, integrando y cuidando. Aprendiendo de lo vivido y lo querido.

La depresión, nos lleva a conectar con el aparente vacío, que nunca es tal. En ese aparente vacío, conectamos con nuestra fuerza interior y amor que nos sostiene.

Por lo tanto, la depresión nos puede conducir a hacer silencio, para escucharnos.

Cómo poder afrontar la depresión:

El problema suele derivar de no trabajar con la depresión en diálogo como una oportunidad y por el contrario, vivirla pasivamente. Esto sí puede derivar en que se apodere de nosotros y no nos permita avanzar.

La regla sería: preguntarnos el por qué se está manifestando, qué cambios necesito hacer en mi vida y cómo crezco con este proceso. Lo cual supone un viaje interior y una indagación que nos posibilita muchas veces el crecimiento.